El cine mexicano de los setenta.

En los sesentas el cine mexicano era ya una clara representación de la realidad que se vivía en esos momentos, la cual se presentaba de forma dura. Con el presidente Echeverria los medios de comunicación tomaron gran importancia en su periodo, tele, radio y cine, el cual quedo en manos de Rodolfo Echeverria; dada la situación tan complicada en México debido a las crisis, gente del cine, guionistas, productores, comenzaron a buscar nuevas ideas en Europa, con lo cual se deja de lado los chilly western, las rumberas y las películas de santos, para generar nuevas producciones más inteligentes y más pensadas.
En 1970 Rodolfo Echeverria anunció una restructuración de la decadente industria cinematográfica mexicana la cual se dio de forma tardía, lenta e improvisada sin afectar intereses del poder, fueron buenos logros pero también efímeros, como relajar censura, incorporar jóvenes cineastas y se comenzó hablar de un nuevo cine mexicano sustentado por el estado. Con la censura se dio paso a la producción de películas que mostraban el tema de la guerra santa mexicana, que reaparece con Los días del amor en 1971 de Alberto Issac.

El cine vivió una estatización, cuando el Banco Nacional Cinematográfico recibió una inversión de mil millones de pesos con la finalidad de modernizar el cine, lo cual dio origen a la creación de tres productoras de cine propiedad del estado: Conacine, Conacite I y Conacite II.
Otras grandes aportaciones en el periodo de Echeverria fueron: la reconstitución de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas y de la entrega del Ariel, en 1972; la inauguración de la Cineteca Nacional, en 1974; y la creación del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), en 1975.

Por ello el cine de 1970 a1976 es la mejor para muchos estudiosos del cine mexicano, éste se distinguió por ser crítico, incisivo, y tratar temas de la clase media, cambia la idea del cine mexicano radicalmente y da origen a películas como Alucarda, Ángeles y querubines, Deseos, Veneno para las hadas. Se presenta un surrealismo desgarrador sin llegar al amarillismo.

En el siguiente periodo con López Portillo se desgarró la idea del cine ya antes expuesta y nombro a su hermana Margarita directora de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC). El cine se volvió un caos, se contrató gente extranjera, se hicieron filmes familiares y el presupuesto se perdió en el mar de la deuda externa. Mientras tanto el cine se vio involucrado en filmes de poca calidad pero muy provechoso aprovechando las ventajas que ofrecía el gobierno, con pelcículas de vida en el cabaret con desnudos y palabrotas.

Y así fue como se fue conformando el cine en nuestro país con altibajos, recuperándose del portillismo rescatado por el echeverriato, un gran golpe para el cien fue el incedio de la Cineteca Nacional.

Estatización. es el conjunto de disposiciones y operaciones mediante las cuales el Estado asume, en forma variada, la administración de empresas privadas, de grupos de empresas o de la totalidad de ciertos sectores económicos manejados con anterioridad por particulares. La estatización es lo opuesto a la privatización. También se le denomina nacionalización de los medios de producción, aunque una empresa estatizada puede ser previamente tanto de propiedad nacional como extranjera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: