Legislación Cinematográfica en México

Comenzando con Victoriano Huerta en junio de 1913 con el reglamento de cinematográficos, donde se plasman las primeras normas de distribución cinematográfica y en agosto del mismo año se formalizó un decreto de censura previa en los contenidos. Posteriormente con Venustiano Carranza en la Constitución de 1917 plasmó en el artículo sexto y séptimo, la libertad de expresión y de imprenta respectivamente, dos años después se extendió el reglamento de censura cinematográfica, restringiendo la exportación de películas. Con Lázaro Cárdenas se reformó el artículo 73 de la Constitución, se le añade la fracción X para declarar de carácter federal a la industria cinematográfica.
En el periodo de Ávila Camacho se suprime el termino de censura por autorizaciones, y en el artículo cuarto se distinguen cuatro clasificaciones: a) para niños, adolescentes y adultos, b) para adolescentes y adultos y c) para adultos b) para adultos con exhibiciones especialmente autorizadas. Con Miguel Alemán se expide por primera vez una ley de cinematografía en 1952, ésta fue abrogada en 1992. Se desarrollan los conceptos de ataque a la vida privada, a la moral y a la paz pública (arts. 70-73). El art 49 prohibía a los exhibidores tener intereses en la producción y distribución.
Miguel de la Madrid por su parte en 1985 crea una identidad de Registro Público Cinematográfico, donde se favorecen los derechos de autor, con lo cual se da pie a la creación de una Cineteca y el videograma: todo lo que no es cinematografía plasmado en cualquier tipo de soporte y en 1967 Sony fabrica la primera videograbadora portátil con cámara portátil.
Durante Carlos en 1991 se expide la Ley Federal de derechos de autor, un año después con la Ley Federal de Cinematografía se preparaba el escenario del país para el Tratado de Libre Comercio. Con Zedillo y Fox en 1997 y 1999 se creó el Fondo para la producción del cine Foprocine y Fondo de inversión y estímulos al cine Fidecine, con el segundo se decreto la “ley de peso de taquilla” por cada boleto de entrada al cine se le quita un peso y se entrega al fondo de promoción de cine, la cual no fue trascendental en el medio, actualmente se encuentra en amparo y sólo quedan el Foprocine y Fidecine.
En el 2009 el mismo gobierno crea el IETU nuevo impuesto global a las actividades, ésta es la historia de leyes, decretos y reglamentos, que fueron y formaron hoy en día los límites del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: